Tipos de ventanas que podés tener en tu hogar

Blog

intelaberturas
noviembre 4, 2018

Share

Tipos de ventanas que podés tener en tu hogar

Si planeás hacer reformas en tu casa, te conviene conocer los tipos de ventanas que existen y cuáles se adaptan mejor a tus necesidades específicas.

Para que una vivienda sea habitable es necesario que tenga buena iluminación y ventilación, ambos elementos dependen en gran parte del tamaño y de la clase de apertura que tengan las ventanas. La elección del tipo de apertura depende del estilo arquitectónico, la funcionalidad de la abertura y el ambiente donde se instalará. También tenemos que valorar la apertura más práctica y cómoda para nuestro día a día, por ejemplo: considerar si lleva mosquitero, cómo se limpia el vidrio o si tendrá reja exterior. Todo esto hay que razonarlo antes de elegir las aberturas.

Según el tipo de apertura, las ventanas se clasifican en dos grandes grupos: corredizas y batientes, de las que encontramos diversas variaciones con sus propias características que te explicamos a continuación.

Ventanas Corredizas

Son aquellas cuyas hojas se desplazan sobre un carril inserto en el marco. Son la opción más adecuada para zonas limitadas por muebles, cortinas o dispuestas en esquinas. Su principal ventaja es que no ocupan espacio adicional al abrirse. Si hay una reja externa o vas a instalar mosquiteros, este tipo de aberturas es ideal. Las ventanas corredizas cuentan con un sistema de felpas que logra un gran nivel de hermeticidad. Sin embargo, se debe tener en cuenta que son las ventanas batientes las que poseen el nivel más alto en cuanto a hermeticidad debido a la utilización de burletes.

Dentro de esta tipología de ventanas corredizas encontramos:

  • Corredizas Alzantes
    En este caso la hoja se levanta cuando se acciona la falleba, consiguiendo un deslizamiento más suave. Es muy recomendable para grandes ventanas, que pueden resultar más pesadas. En lugar de contar con felpas como las corredizas comunes, poseen burletes, logrando así los beneficios de una ventana corrediza pero sumando mayor nivel de hermeticidad comparable al que aporta la tipología batiente.
  • Guillotina
    Del tipo corrediza, consiste en dos hojas que se desplazan verticalmente de arriba y abajo a lo largo de guías laterales. Pueden tener una hoja móvil y otra fija; o ambas hojas móviles, deslizándose cada una de ellas de manera independiente por guías separadas. No necesita un espacio extra para abrirse, por lo que son una alternativa muy práctica en pequeños huecos o espacios muy angostos. Es importante que esté equipada con un sistema de bloqueo, impidiendo su apertura desde el exterior.

También existen otra variedad de tipologías corredizas que dependen no ya del marco sino del tipo de movimiento que permita el herraje, como por ejemplo, las corredizas paralelas u osciloparalelas.

Ventanas Batientes

Rotan sobre un eje hacia el interior o el exterior. La principal ventaja es su cierre hermético que favorece un muy eficaz nivel de aislamiento térmico y acústico.
Entre las ventanas batientes encontramos:

  • Ventanas de abrir
    Estas ventanas giran sobre herrajes situados en uno de los laterales de las hojas, generalmente hacia el interior del edificio. Es habitual que estén colocadas en el plano interior de la fachada, lo que permite su total apertura, pudiendo girar 180°. Su cierre es hermético y la limpieza es sencilla. Hay que tener presente el espacio que esta ventana ocupa cuando está abierta, por lo que son recomendables para zonas despejadas de muebles u objetos cercanos.
  • Banderolas
    En esta tipología, el eje de rotación está en la parte inferior del marco y la hoja se desplaza hacia adentro. También posee a los laterales unos brazos limitadores que restringen su apertura por lo no pueden abrirse en su totalidad. Se utilizan con frecuencia en oficinas, baños y cocheras. Se debe tener en cuenta que la instalación de cortinas que no impidan abrir este tipo de ventanas. Son de tamaño más pequeño que el resto de las tipologías.
  • Oscilobatientes
    Gracias a un sistema de herraje de rotación combinado, permiten tanto la apertura lateral de las ventanas de abrir, cómo la apertura inclinada superior de las ventanas tipo banderola. Esta última posición sirve para ventilar las habitaciones sin necesidad de dejar totalmente abierta la ventana. Tienen la facilidad de limpiarse por ambos lados.

Otras tipologías

  • Plegables o libro
    Estas ventanas pueden plegarse en forma de libro o acordeón, lo que deja libre casi el 100% del hueco ocupando un espacio muy reducido a diferencia del 50% del hueco que se consigue con una ventana corrediza. Es común su instalación en terrazas. No se pueden cerrar de golpe a causa de un fuerte golpe de viento o corriente de aire.
  • Paños Fijos
    En Argentina hay una tendencia a diseñar grandes paños vidriados y el paño fijo nos permite generar amplias superficies, logrando mejores vistas y mejor iluminación. Generalmente se utilizan en habitaciones o edificios donde no es necesario ventilar. Se debe tener en cuenta la limpieza del vidrio exterior si se coloca en altura.

Lo interesante es que todas estas tipologías se pueden combinar en una misma superficie vidriada, logrando excelentes diseños y otorgando mayor funcionalidad, de acuerdo a los requerimientos específicos de cada vivienda.

La elección del tipo de ventana ha sido también cultural, es por ello que mientras que en Europa vemos más batientes, en Argentina son más utilizadas las ventanas corredizas. Como en la elección también deben contemplarse aspectos técnicos como la ubicación de la vivienda, fuerza del viento y el tipo de aislación térmica y acústica requerida, es recomendable consultar a un arquitecto o especialista que pueda sugerirte el tipo de vidrio y carpintería que mejor cubrirá tus necesidades.

Por ejemplo: en un piso bajo o en uno donde no llega mucha luz, hace falta la mayor superficie acristalada posible y un perfil mínimo pero que soporte bien el peso del vidrio. Las ventanas corredizas de aluminio ofrecen la posibilidad de disponer de una gran zona acristalada con perfiles delgados u ocultos. Las ventanas de aluminio con perfiles ocultos ofrecen hasta un 20% más de superficie acristalada que otros materiales.

Ahora ya conocés las posibilidades que los distintos tipos de apertura pueden ofrecer en tu hogar. Si tenés alguna duda, te invitamos a dejar tu comentario o inicia una conversación en nuestro foro.

Suscribirse

Se el primero en enterarte de nuestras ofertas y novedades.

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestro boletín de noticias

Compartimos toda la experiencia que adquirimos al fabricar nuestros productos. Suscribete para ser el primero en enterarte.